Recibe más natorrantadas en tu correo...

Ingresa tu e-mail:

Delivered by FeedBurner


viernes, 11 de octubre de 2013

Estar de acuerdo con la unión civil (Matrimonio gay)


No soy muy ilustrado en el tema; pero hasta hace un tiempo, estaba en desacuerdo:
¿por qué los gays querrían casarse religiosamente, es decir, bajo los estándares católicos?

O -aunque son otro tópico- pertenecer al sacerdocio o a la milicia (prohibida en algunos países).

Mi cuestionamiento tiene una base simple;
las religiones -y particularmente el catolicismo, la más atractiva de las religiones- son como cualquier otro club:

Son bienvenidos quienes reúnan determinados requisitos (bautizo, comunión, etc) y pueden permanecer mientras "acaten" sus reglas.

Y no tiene nada de malo, ni pretendo tumbarme a la iglesia con ese comentario (para quienes deseen malinterpretarlo).

Anal...ógamente, si la comunidad gay decide formar sus propias reglas, una cosa es exigir respeto, pero ¿Por qué esperan que los demás amolden sus reglas a sus gustos?
Sí, era una forma muy egoísta y poco comprensiva la mía; pero habría sido mucho más fácil cambiar de parecer conociendo a priori el por qué.


Luego, cambié mi forma de pensar:
¿por qué (los gays) querrían pertenecer a una comunidad donde los juzgan y los ven mal? 
Sarna con gusto no pica.
Donde la pederastia se perdona pero la homosexualidad es pecado.
Donde un matrimonio sin respeto ni amor tiene la aceptación y todas las bendiciones, y uno entre 2 personas del mismo sexo está tajantemente prohibido...
Donde uno tiene que aguantar los susurros de las viejas cucufatas recontra chismosas;
Y los discursos y citas bíblicas que se contradicen entre "amaos los unos a los otros", pero no amaos tanto si son del mismo sexo, no así.
Una sociedad donde "gay" es usado como insulto (Bueno, es la misma sociedad que discrimina por el color, excluye por la procedencia o califica a la gente por su estatura)
Y la discriminación es gigante, al punto de engendrar la homofobia*.
Porque eso ocurre hasta entre los fieles de las mejores iglesias.
(Aclaro: No estoy generalizando, la controversia no quiero que vaya por el tema de la religión)

La respuesta podría darla yo, avocándome a la necesidad de aceptación que tenemos los seres humanos.
Es sólo un supuesto.

Ahora, entre redes sociales, la libertad de expresión y la facilidad de difusión;
Además, que el salir del clóset es mucho más aceptado ahora que hace 10 años.
Por facebook alguna razón llegué al artículo de Beto Ortiz: "Arde papi".
Recomendadísimo. Me parece largo, pero es demasiado interesante, y las mejores líneas a mi parecer:
- Lo sufrí desde mucho antes de que se llamara bullying (...) Y ese sí que es el último círculo del infierno.
-  No sería quién soy ni haría lo que hago si mi niñez y adolescencia no hubieran sido una puta guerra del fin del mundo. Lo bueno es que la sobreviví, aprendí a reírme de mí mismo antes de que lo hagan los demás y, también, por supuesto, a defenderme.
- (...) “mi opción”. ¡Mi opción! Como si mi identidad sexual –o el color de mis ojos– hubiera sido producto de una decisión mía.
- Si no le puedes explicar a tu hijo qué es el amor, no sé para qué carajo te reproduces.

En defensa de la Santidad del matrimonio... mejor me callo.

Y es justamente este escrito el cual me hizo cambiar la forma de pensar sobre la unión civil.
Son sus derechos. ¡Ya no es un capricho de pertenecer al mejor club social! Siguen siendo civiles.
Es un tema de injusticia: entre tantos vacíos legales, la justicia no abarca algunos derechos civiles de la comunidad gay:
- Temas de herencia (dado que las leyes no abarcan la unión gay, la herencia no la recibe la pareja, sino cualquier otra persona vinculada, aunque no se lo merezca)
- Decisiones médicas (firmar autorizaciones para realizar operaciones de alto riesgo)
- Visitas al hospital, prisión, entre otros. (no cumplen legalmente con el grado de parentesco)
- Préstamos bancarios.
- Beneficios conyugales sociales, laborales, seguros médicos, seguros de vida, afp, etc.

Por mi parte, si de quienes leen ésto, al menos una sola persona logra cambiar su manera de pensar, ya justifica los gastos anuales para mantener el dominio todo el tiempo que pude haber utilizado para escribir aquí.
ésto es sólo por si algún hater pretende usar mi voto a favor
como un interés oculto o un beneficio solapado para mi persona 


* Homofobia, y sobre quien diseñó esa palabrita:
1. o fue un reverendo animal cuyo su rechazo a los gays lo sintetizó en una palabra que literalmente significa -en griego- "miedo a los iguales";
2. O fue un tremendo genio, que sólo quiso retratar la igualdad de los humanos sin importar la inclinación sexual;
3. O simplemente -como sostiene Wikipedia- utilizar "homo" como un abreviación de "homosexual".

Lo que es yo... ¡prefiero quedarme con la 2da!

Bibliografía:
- Tumblr: Matrimonio gay y unión Civil
- Facebook: Comunidad Gay & LGBT.

Suscríbete a natorrante.com desde tu lector de feeds, aquí.
También en facebook.
También en twitter.
También en tumblr.
O recibe más natorrantadas en tu correo electrónico:
Ingresa tu e-mail:

(y no olvide confirmar su suscripción)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario