Recibe más natorrantadas en tu correo...

Ingresa tu e-mail:

Delivered by FeedBurner


viernes, 3 de agosto de 2012

Batman: La trilogía de Nolan




Esta trilogía se merece todos los elogios; inclusive, puedo decir que tiene la mejor película y es la mejor saga que he visto en los últimos años.
Y la 2 (The Dark Knight) tuvo tal éxito la ejecución de The Joker, que en ningún momento se corrió la voz (tremendo spoiler habría sido) de la aparición y participación de 2-caras. Simplemente y desgraciadamente pasa desapercibido en los comentarios y aplausos de esa peli.

Pero internet está plagado de elogios para esta trilogía y la última película: The Dark Knight Rises (TDKR), así que optaré por guardar todos los aplausos que se merece esta película, y darle otro matiz, el de las observaciones y críticas, de manera muy objetiva:



1. La hematofobia de Nolan.
Así atraviesen a alguien con un cuchillo, o reciba una bala en mitad de la calle y le hagan una toma la cuerpo, no se ve sangrar siquiera una gota.
Y eso que la cara deforme de Dent ya es muy realista y desagradable, pero no, nada de sangre.
Y el problema no es la audiencia, puesto que lo elaborado del guión es un evidente ingrediente para excluir a los niños de las salas.

2. Abuso de recursos.
Definitivamente, Nolan abusa de los giros en la trama.
En la 1 te coge frío: te impacta, te deja helado, sin palabras y sin poder explicártelo del todo...
En la 2 te sorprende: te hace pensar, para simplemente asobrarte y concluir que todo tiene sentido.
Pero en la 3 ya era predecible: qué falta en la película, que es tan característico de Nolan?
Que <un equipo> vaya ganando y aparezca otro del <otro equipo> y le de gira a la trama.
(Entiéndase como <equipos> a los buenos, a los malos, a los aparentemente neutrales)
Ya no es el mismo factor sorpresa, sólo un recurrido artificio que impresiona pero no sorprende.
Otra fórmula aplicada por Nolan es: 2 antagonistas por película. Y eso también hace un poco predecible el hecho que Bane no actúa solo.

3. El tiempo.
No sé si es una característica de Nolan el que sus películas duren tanto?
o es la historia en desarrollo que necesite tanto tiempo?
Pero -normalmente- son más de 2 horas, (casi) 3 horas, las cuales no se sienten por lo atrayente del guión...
El factor que juega en contra: al saber que las películas son largas, es clarísimo que lo que transcurra antes de las 2h no será el final.

4. La seguridad de Nolan.
Compitiendo directamente contra "The Avengers" y "The Amazing Spider-man", no sacar Batman en 3D parecía excluir una acaudalada fuente de ingresos.
Pero él sabe cuál es su producto, y sabe cuál es su audiencia.
No necesita efectitos y luces bonitas para llamar más gente: Su mayor jale es su bien ganada reputación.
Y definitivamente por lo densa y extensa que es su trama, aunque no va dirigida a cualquier público, miles y millones asisten y asisten a ver TDKR.

5. Realidad vs. Fantasía.
A pesar de que Batman se caracteriza por ser un super-héroe muy humano, cuyos poderes provienen de su atormentado pasado (y su fantasiosa billetera)
Me parece demasiado irreal que en tan poco tiempo (el que transcurre en la 3), Lucius Fox haya programado y desarrollado -en secreto- tantos y tan buenos sistemas.
Salvo, claro, tenga la capacidad "computacional" de programar 30 líneas de código por segundo, ¡y sin detenerse a seguir pensando!
Eso es lo equivalente a redactar 5 párrafos por segundo, correctamente escritos, bien redactados y con absoluto sentido (Es decir, léxica, sintáctica y semánticamente bien hechos)

6. No hay segunda sin tercera.Si el guión hubiese seguido esta sugerencia, evidentemente no habría continuado la trilogía, pero...
por qué culpar a Batman por los asesinatos de 2-caras?
mejor dicho: por qué no culpar al Joker?

7. El intérprete de Batman:
Ok, nunca falta una crítica estúpida, así que me la atribuyo yo mismo:
¿Christian Bale? Su interpretación fue casi impecable, ok! pero, ¿por qué poner el actor de moda?
En realidad, y mi verdadera queja es:
lo único que le faltó a Bale, fue medio metro de mentón, y la cara semi-rectangular, características de Bruce Wayne.
Sí, así como la imagen adjunta.


8. ¿¿Final? feliz?
La felicidad es relativa. La inmortalidad se manifiesta de distintas formas.
Pero una leyenda, no basta con ser un héroe y salvar la ciudad. Es cuestión de sacrificar algo más.
Y sí: Esa escena me arrancó un par de lágrimas :-\
Como 16-añera que empezó viendo Harry Potter en el 2001; y 10 años y 7 películas después vio la última película y se da cuenta que algo ha cambiado, que un algo en su vida ha terminado...
Pues, desde el 2005 hasta el 2012 con el Caballero Oscuro, y con tan sólo 3 películas, demuestran que Cantidad no implica Calidad.
Un niño con par de hechizos y 3 pociones mágicas pudieron alborotar las hormonas de miles de muchachitas...
pero en Batman, el mayor alboroto, fue el de las neuronas trabajando.


Batman Rises. Oh yeah!
Se levanta, pero no del escondite en el cual tuvo que sumergirse al concluir la 2da entrega.
Tampoco de las discapacidades físicas ni los "infiernos" por las cuales pasó y los cuales estuvo en la 3ra.

Batman se eleva del denigrante pozo en el que quedó el nombre de este héroe con las películas de los 90s, una época Antes de Nolan, y el verdadero pasado oscuro por el cual Batman nunca debió pasar.


Suscríbete a natorrante.com desde tu lector de feeds, aquí.
También en facebook. También en twitter.
O recibe más natorrantadas en tu correo electrónico:
Ingresa tu e-mail:


Delivered by FeedBurner
(No olvides confirmar el registro que llegará a tu e-mail)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario