Recibe más natorrantadas en tu correo...

Ingresa tu e-mail:

Delivered by FeedBurner


miércoles, 29 de mayo de 2013

Cambio de actitud: Una vida mejor



(Hace algunos meses) Llegaba tarde al trabajo, tomé un taxi y al llegar a la esquina de mi oficina, el taxista no tenía cambio.
En esa esquina queda una bodega un mini-market un nano-market. Coincidencia o casualidad, pero la dueña del nano-market, sin conocerme -apenas me habrá visto un par de veces que fui a comprar ahí- me prestó el dinero que necesitaba. (Obviamente le pagué en el transcurso de la mañana)

Querido destino: Cuando me pregunto
"¿Cómo podría empeorarse el día?". ..
Es sólo una pregunta retórica, ¡no te estoy retando!

(Hace unas semanas) Una amiga se sentía frustrada por no haber hecho su respectiva donación de sangre anual.
Ella tiene sangre O negativo, uno de los tipos menos comunes.
Y aunque tardó en hacerlo, y aunque no lo hubiese hecho éste año... ya lo hizo años anteriores.

(Hace unos días) Mi sobrino -de 5 años- fue al cine a ver IronMan III, y era el más emocionado por contarme de la película, a lo cual yo le decía que primero quería verla y luego discutir al respecto.
La noche siguiente les pidió a sus papás salir a comprar la película -una versión pirata, filmada de un cine koreano y parcialmente con subtítulos en español- para que, al tenerla en sus manos, diga orgulloso que ya podrá prestármela y yo ya podré verla. (Obviamente no importa ni la piratería, ni la calidad de la película, ni que prefiero el cine, sino ese grandioso gesto de un niño de 5 años)

(Anoche) En un fast-food de hamburguesas (Mr. Lucas), en la Húsares de Junín...
Me impactó ver una pareja en una mesa, sentados junto a una niñita que vende chicles en el semáforo.
Ellos habían comprado un sandwich para esa niña, una de tantos abandonados ahí en las calles para que esos inhumanizados padres puedan rentabilizar por la paternidad.

Hoy el mundo apesta como siempre.
El internet sigue lleno de errores ortográficos;
las carreteras llenas de imprudentes y las calles llenas de basura;
los curules y cargos políticos llenos de ladrones e idiotas mediocres;
y en mi oficina la misma cojuda que no sabe ni saludar, ni hacer bien su trabajo.

Hoy, lo único que hará la diferencia, es lo que yo destaque entre todo lo que veo.
No sé mañana...  Pero hoy -aunque sea sólo por hoy día- cambiaré de actitud :)

Suscríbete a natorrante.com desde tu lector de feeds, aquí.
También en facebook. También en twitter. También en tumblr.
O recibe más natorrantadas en tu correo electrónico:
Ingresa tu e-mail:

(y no olvide confirmar su suscripción)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario