Recibe más natorrantadas en tu correo...

Ingresa tu e-mail:

Delivered by FeedBurner


domingo, 25 de octubre de 2009

Carlos Galdós - "Nadie me quita lo bailado"


(*)
Galdos, era para mí, un maestro.
Su programa de radio de las mañanas que te ayudan a despertarte del todo, o sus monólogos (stand-up comedy, dicen) entreteniendo por más de 1, más de 2 horas, a un público aparentemente exigente, es más que un don.
Es más que simple dominio de escenario.

Su humor cruel, pero gran sentido del humor, su burla de los demás, y sobretodo, de sí mismo, burlarse de su crianza, de sus creencias, de sus costumbres, de su gobierno... siempre algo nuevo que decir.

En los últimos años lleva haciendo presentaciones de stand-up comedy por temporadas, en todo el país; y éste año no podía ser la excepción: "Nadie me quita lo bailado", como él lo define, es un anti-tributo a los años 80 en el Perú...


La música que marcó las generaciones, las costumbres y juegos -muy distintos a los de ahora-, la caballerosidad, la moral y las buenas costumbres que antes se tenían... entre otras cosas...
Y claro, cosas con las que pensé yo me identificaba... total, nací en el año 85, así que viví de alguna manera esos años...

Grave error: El tributo/anti-tributo a los 80, es para los que vivieron en todos sus cabales esas épocas, los que bailaron esa música, y conocieron los dibujos animados y artistas de ese entonces... o sea, para los que habían nacido antes de 1976, para que hayan podido vivir todo eso.
Entonces, yo: perdido :(
Así que a primera impresión, no era lo que yo esperaba... recordé algunas cosas, pocas que viví, muchas que me han contado mis hermanos mayores...

Segundo problema: Fue un tributo -la mayor parte del tiempo- musical...
Si hubiese querido eso, habría comprado mi entrada para Hombres G, que vienen a Real Plaza (Trujillo) el 12 de noviembre (2009), y no costarán más de S/.150 soles...
Y, "Al César lo del César" ps señores... y Galdós no es músico; o al menos, no es cantante... y si bien el intentaba hacer una parodia musical, se pasó la mayor parte de tiempo cantando covers de música ochentera, lo cual tampoco hizo del show, EL SHOW.

Pero hasta ahí, todo bien... un show de rememorar una época la cual no viví, pero igual me causó mucha gracia por otras tantas cosas que él decía: Correcto :)
Un musical (los cuales no me gustan) de bandas (que si me gustan) la mayor parte del tiempo... "normal", en la medida que por ratos se lanzaba sus chistes...

Otro defecto fueron las groserías;
yo uso groserías para hablar, más que nada, para enfatizar algo, darle más fuerza a la frase tal vez (la diferencia entre un "caminamos mucho!!" y un "caminamos como mieeeeerd××××!!"), usándolas más como una herramienta, como una parte de lo que yo tenga que decir...
Pero Galdós se excedió en el uso de esa herramienta, usando malas palabras cada 5 minutos, haciéndoles perder el peso y la enfatización que pueden dar a un comentario...

Pero... lo más desagradable del espectáculo fue...
conocer al verdadero Galdós:
Cuando él hablaba, uno de sus músicos (de casualidad) tocó el teclado, sonando de fondo 2 notas musicales en pleno "discurso" ...
volteó a decirle mil insultos por el micrófono, insultándolo en público, y diciendo algo así como "no quiero que vuelvas a hacer esa mierda conmigo".

Poco después, el encargado de la iluminación manejaba 2 cañones de luz; pero sólo iluminaba con 1 a Galdós...
Entonces, Galdós se puso en un plan energúmeno de ordenarle que le ilumine con los 2, volviendo a agredir verbalmente al pata, en referencia a su responsabilidad...

Pero el "acto principal" fue cuando bajó del escenario para entrar entre el público, y se puso a caminar y caminar, y le abrieron el paso para el cambio de zonas de "VIP" a "General", y cuando quiso regresar al escenario, no sabía por donde hacerlo y parece q no le daba el cerebro para regresar por donde vino, y empezó a llamar la atención a los de seguridad que se deberían encargar de eso, al punto que, ya a pocos metros del escenario, "vigilado" por 2 más de seguridad (y que nada tenían que ver con abrirle o cerrarle las rejas inter-zonales), Galdós los botó de ahí, diciendo frases como "no me sirven para nada", "si no hacen lo que necesito, mejor lárguense" y más...
No acaba ahí, sino que insistió e insistió, y no dio un paso más, hasta que logró echarlos...
para querer hacer una broma, la exageró mucho, haciendo perder la "gracia" que pudo causar en algunos (a mí no me pareció ni correcto, ni gracioso)
Ya estando arriba, viendo que el público estaba desagradado con su actitud... se hizo el que "sólo estaba bromeando", y semi-pidió disculpas... después de haberles hecho pasar el ridículo...

Esa es mi experiencia. De casi admirarlo x su gracia y su humor, su espontaneidad y su creatividad...
a querer pifearlo por lo cretino y prepotente que fue...
El show lo recomiendo, bajo las restricciones que describo arriba...

y bueno... a pesar de todo... no dejaría de ir al próximo "monólogo" que él haga... al menos, estaré psicológicamente preparado para eso :)

Suscríbete a natorrante.com desde tu lector de feeds, aquí.
O recibe más natorrantadas en tu correo electrónico, ingresando tu e-mail aquí abajo:


Ingresa tu e-mail:


Delivered by FeedBurner

* créditos de la imagen: mundoterra.com

5 comentarios:

  1. Monólogos? los de Adal Ramones y punto (por cierto, el tipo este se da una vuelta más y ya le dan DNI).

    xALUDOx

    P.D. Qué gusto verte escribir, en serio.

    ResponderEliminar
  2. Bueno para mi Galdos es un verdadero estúpido, antes a mi también me vacilaba con lo de la menopáusica y eso, pero luego empece a darme cuenta como era en realidad, si escuchan su programa en la radio, sienten como ningunea al otro pata,y que nada de lo que dice el otro es chistoso, solo lo que dice él.

    Ah, para monologos los de Adal Ramones, yo lo vi en febrero, nunca me rei tanto en mi vida.

    ResponderEliminar
  3. vaya y pensar que solo me parecia un atorrante de solo escucharlo en la radio, pobre imbecil que nunca le ha ganado a nadie

    ResponderEliminar
  4. no me solidarizo con los comentarios anónimos. Insultar a Galdós sin identificarse me parece despreciable. Sin embargo los apruebo, xq para que existan dichos comentarios, existe alguien que piensa de esa manera. Nato.

    ResponderEliminar
  5. Para mi tambien es un pobre huevon no se que se cree

    ResponderEliminar