Recibe más natorrantadas en tu correo...

Ingresa tu e-mail:

Delivered by FeedBurner


martes, 14 de octubre de 2008

La bruja de la peluquería


Había una vez, un humilde geek de una pequeña aldea llamada Far far away Smallville Trujillo.
El suele cortarse el pelo en la peluquería del pueblo.
Las últimas veces, lo solía atender una doncella de joven semblante, de brillante gentileza, y enorme bondad.
La chica le cortaba el pelo como el joven deseaba. El siempre se iba feliz y muy agradecido.
Una noche, él llegó a cortarse el pelo, como hace eventualmente...
Pero en lugar de encontrar a su peluquera predilecta, a la joven y bondadosa...
Se encontró a la bruja de la peluquería: Arrugada, vieja, amargada, menopáusica, haragana, ambiciosa...
El: Puede cortarme con tijera lo más corto posible?
Ella: No! eso es imposible, blablablablabla!  -piiiiiiii- blabla -piiiiiiii- ...-piiiiiiiiblabla!
El: No se sulfure por favor... podría indicarme que otra chica podría hacerme el servicio?
Ella: Bueno, sólo lo que mis vetustos dedos alcancen?
El: Si por favor... (eso es lo que te dije desde un principio)

Pasaban los minutos (1 ó 2) y las tijeras cercenaban su cabellera como una cuchara de palo cortando una piedra.
Pero su negra y trinchuda cabellera iba quedando más fea con cada pelo que caía... así que decidió darse por vencido:
El: Disculpe... hmmm... Así va a quedar? - Haciendo gesto de WTF!
Ella: Sí, ahora proseguiré con este otro lado de la cabeza.
El: Caray... porque si así va a quedar, córteme por favor con máquina (de afeitar -cabezas)
Ella: No! Tú dijiste Todo con Tijera, así que todo te lo corto con tijera! (jum!)
El: (putamare!)

En ese momento, quiso ponerse de pie, e irse con la cabeza a medio cortar, y ya muy mal cortada...
En ese momento, quiso vengarse de la bruja: pararse, pagarle por sus servicios prestados, y sentarse con la peluquera de al lado, a cortarse el pelo de manera que le quede bien.
De repente, mejor venganza sería esperar que pierda su tiempo cortando y cortando, para que al acabar, él se siente al lado para que otra jovenzuela moza le corte con máquina...
Pero... en ese momento... él se acordó... está menopáusica y tiene las tijeras...
Y que dentro de algunas semanas, tendrá que volver a cortarse el pelo en esa: la peluquería del pueblo.

PD: De alguna manera vi vio mi su frustración cuando su reflejo bien peinado en el espejo se burlaba de él y del corte motivado por la histeria de una peluquera loca.

5 comentarios:

  1. Bueno, siempre queda el fiel corte pelao para empezar de cero y ahorrarse estas broncas por algunos meses.

    XaludoX...

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡Nunca por nunca debes contradecir ni hacer enojar a una mujer con tijeras en mano!!!! Peor aún, si es como dices: ¡¡Menopáusica!!

    ResponderEliminar
  3. tu post me hizo recordar que hace mas de 2 meses no me corto el pelo, HOY! lo hice, fui a que me hicieran ese servicio y mira como es la vida ami me pusieron una peluquera RE-BUENA, me quedé pero........ (no te puedo explicar, me estoy acordando).... que buena jeje

    ResponderEliminar
  4. jey el tal jorge cuenta mas de la chica =)

    ResponderEliminar
  5. [...] Arrugada, vieja, amargada, menopáusica [...]

    xD jaja eso mato xD

    ResponderEliminar